Lo que tienes que saber antes de cocinar o hacer recetas con aceite de coco

 

Empecemos por lo básico, debes saber que el aceite de coco se solidifica por debajo de los 24 grados, pero también por encima de esa temperatura se vuelve en estado líquido rápidamente.

 

En el mercado encontrarás varios tipos de aceite de coco:

 

  • El aceite de coco refinado

 

En este aceite de coco la pulpa del coco se somete a una refinación en el que se consigue blanquear el aceite de coco y sobre todo desodorizarlo, o lo que es lo mismo quitarle su tan preciado olor y aroma.

coco fresco

Lo único bueno de este aceite de coco refinado es que ahora puede alcanzar temperaturas de cocción más altas, antes de que empiece a humear y sobrecalentarse, esa temperatura suele situarse aproximadamente en 232 grados Celsius, cuando sobrepasa este limite, el sabor se vuelve desagradable.

 

El aceite de coco refinado será tu mejor opción si quieres evitar el sabor y el aroma a coco en tus comidas, y te vendrá bien para freír, saltear, preparar quesos veganos, con algunas recetas de repostería en las que quieras usar una grasa pura insípida y maleable.

 

Tienes que evitar en lo posible todo aceite que a sufrido en su proceso de fabricación, el haber recibido métodos y sustancias químicas para ser refinado, si ha sufrido métodos hidrogenados o parcialmente hidrogenados. Pues esos aceites suelen ser los de grasas trans y sintéticas que suelen estar asociados al aumento de colesterol y al riesgo de enfermedades cardiovasculares entre otras.

 

  • El aceite de coco sin refinar es virgen o virgen extra

 

Decir aceite de coco sin refinar es casi lo mismo que decir aceite de coco virgen o virgen extra que también es casi lo mismo.

aceite de coco

Este método se obtiene a través del prensado en frío de la pulpa de coco, sin más añadidos de ninguna sustancia química poder obtenerlo y conservarlo.

 

En este caso notarás más ese sabor «avainillado» y a coco, más fresco con sabor a tropical, suele notarse más suave, su textura es algo más ligera y dulce que la mantequilla.

 

Evidentemente es mucho más aromático como te dije, lo notas sobretodo cuando destapas el bote de aceite de coco por primera vez, te llega ese agradable olor fresco al fruto del coco.

 

Cómo el aceite de coco sin refinar es de mayor calidad que el refinado, obviamente mantendrá todos sus nutrientes, qué es un detalle importante que en la alimentación saludable nos interesa bastante.

bote de aceite de coco

Generalmente suele costar más caro que el refinado, pero a veces se pueden encontrar ofertas o con un poco de suerte encontrarlos al mismo precio en algún local de comida natural, y si es mas caro realmente a la larga tu salud te lo agradece.

 

Su punto máximo de temperatura alta o cuando rompe a humear es menor que el refinado, suele ser a los 177 grados celsius aproximadamente, pero aun así sigue siendo la mejor opción para freír pero de lejos.

 

Dependiendo de la cantidad de aceite de coco que le echemos o de la elaboración de la comida con otras grasas, la grasa de coco le aporta a tu comida una suavidad y un matiz dulce de sabor y aroma de comida a coco fresco.

 

Diferentes formas de uso en la cocina

 

Con este aceite puedes saltear tanto verduras como proteínas.

También puedes usarlo para freír o hacer sofritos. 

 


MIRA ESTOS POST RELACIONADOS:

  1. Aceite de aguacate para cocinar, cómo hacerlo y para qué sirve 🥑
  2. Tarta de coco: receta y cómo puede ser más saludable
  3. Varias maneras de usar el aceite de coco

 

Se puede utilizar perfectamente para las frituras, pero evidentemente te saldrá más caro (viendo el precio que tiene el aceite de coco en la actualidad) porque para freír se necesita mucho aceite.

 

No es viable usarlo como aliño en las ensaladas porque se solidifica rápidamente cuando entra en contacto con otros ingredientes fríos que estén por debajo de los 24 grados celsius, aunque se puede «TRUCAR» aligerando y mezclando el aceite de coco con una salsa de soja, miel o vinagre, pero también se puede se puede aprovechar su solidificación en repostería y tartas para adornar.

 

Para hornear podemos aprovecharnos el aceite de coco para sustituir la mantequilla como opción saludable, su aroma y dulzura quedan muy bien con pasteles, galletas y bizcochos.

coco tropical

Pero al hacer estos horneados, tenemos que tener presente que se solidificará rápidamente en cuanto entre en contacto con cualquier otro ingrediente frío, por eso si no queremos que se solidifique tenemos que tenerlo a temperatura ambiente primero.

 

Haciendo la misma receta, si esta lleva mantequilla y quieres sustituirla por aceite de coco, se recomienda utilizar alrededor de un 25% menos de aceite de coco.

 

Se puede utilizar perfectamente para asar cualquier mezcla de vegetales a la plancha, bastaría con una cucharada de aceite de coco que dejamos derretir lentamente en esta plancha.

 

Cuando cocinemos en la plancha o en la sartén añadiremos el aceite de coco directamente sin importar si estás sólido o líquido.

 

Para casi cualquier elaboración dulce se puede utilizar el aceite de coco, por ejemplo para crepes, smoothies, batidos, helados etc

 

Incluso ya hay gente que para darle cremosidad y sabor al café o al te le ponen una cucharadita de aceite de coco.

 

Y desde luego se usa en el desayuno para untar tostadas, resulta placentero ver cómo se derrite el aceite de coco en una tostada caliente por la mañana.

 

Por eso el aceite de coco se puede utilizar perfectamente como la mantequilla, si está fría o por debajo de los 24 grados, y para ello basta con guardarlo en un lugar fresco y seco, dependiendo de la temperatura que hay donde vives.

 

El aceite de coco es un alimento nutritivo y una grasa saludable que nos puede ayudar a reducir las calorías que consumimos.

 

El aceite de coco destaca por lo popular que se ha vuelto en los últimos años gracias a las bondades que oculta en sus ingredientes, estos nos ayudan para el cuidado personal, la belleza y así como en la cocina.

 

No solo esto, sino que también en las webs pseudocientíficas abundan muchos adeptos qué ponen el aceite de coco como la panacea de todos los males del organismo.

 

No soy nutricionista ni médico, así que realmente no te puedo ni confirmar ni desmentir todos estos beneficios que le asignan al aceite de coco.

 

Lo único que te puedo decir, en mi humilde opinión, es que creo que el aceite de coco no es ni una cosa ni la otra, ni es tan malo como lo pintaban antes ni tampoco es el alimento milagro de la manera que lo están pintando ahora. Por eso aconsejo utilizarlo con moderación si te gusta su sabor y su aroma, y sobre todo guiarse por lo que digan los nutricionistas y médicos.

 

A día de hoy el aceite de coco va conquistando campo y ganando más adeptos cada día, hay cada vez más personas que prefieren cocinar con el aceite de coco por su versatilidad, sabor y sobre todo por sus propiedades saludables que aporta a nuestra alimentación.


NO TE PIERDAS ESTOS POST RELACIONADOS:

 

COMPARTE:

Show Comments

No Responses Yet

    Leave a Reply

    Información básica sobre protección de datos

    • Responsable VMS .
    • Finalidad Moderar los comentarios.
    • Legitimación Tu consentimiento.
    • Destinatarios VMS.
    • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
    • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.