Como tomar Kefir sus Propiedades y las Contraindicaciones

 

Cómo tomar kefir?

 

kefir

 

Cómo empezar a beber kéfir?

 

El kéfir es una bebida fermentada, llena de probióticos y mas nutrientes saludables ( es denso en nutrientes, tiene mucha proteína, vitaminas B, potasio, calcio..).

Pero su parte probiotica contiene una cantidad considerable de (bacterias buenas) levaduras PROBIOTICAS que afectan en gran medida a la flora intestinal. Esta es la razón por la cual usted debe tener cuidado al incorporar el kéfir a su dieta.

Comience su dosis de kéfir gradualmente tomando 100 ml de kéfir diariamente. Usted probablemente sentirá los efectos del kéfir rápidamente. Dependiendo de su sensibilidad y su dieta con respecto al kéfir.

En ocasiones las reacciones pueden llegar a ser agudas y es posible que se vayan aumentando gradualmente hasta que su cuerpo se adapte.

 

Cuanto kefir tomar al día?

 

¿Cuánto kéfir debo beber al día? No es prudente tomar grandes cantidades, especialmente cuando estas empezando. Beber un poco al día o unas cuantas veces a la semana esta bien al comienzo e ir aumentando gradualmente para mejor adaptación.

Al igual que los probióticos y otros alimentos fermentados, no se puede esperar una reducción de los incómodos síntomas digestivos de la noche a la mañana, y se aconseja que sean una parte integral de una dieta saludable y equilibrada hasta que desaparezcan.

Aclarar que estos síntomas no afectan a todo el mundo por igual, va a depender en gran medida de la salud de tu sistema digestivo, y cómo éste se adapte a los probioticos, a los alimentos fermentados.

 

Si usted ya consume alimentos fermentados regularmente, tal vez quiera seguir los consejos de Shann Jones, directora de los productores de kéfir. Ella recomienda 170 ml al día. “No se puede tomar un día si y al otro no y esperar resultados buenos”, dice.

 

Qué es el kefir?

 

El kéfir es una bebida fermentada y cultivada que sabe a yogur. Se elabora a partir de granos de partida, al igual que el pan de masa fermentada tiene un “entrante”. Este iniciador es una combinación de levadura, proteína de leche y bacterias buenas.

 

Tiene un sabor ácido y cremoso y está cargado de beneficios probióticos para la salud. El kéfir se hace más a menudo con leche de vaca, pero se puede hacer con alternativas no lácteas, incluyendo:

leche de coco
leche de cabra
leche de arroz
agua de coco

Debido a que el kéfir está fermentado, la mayoría de las personas que tienen intolerancia a la lactosa pueden beberlo.

 

El kéfir está ahora ampliamente disponible en la mayoría de los lugares comerciales. Se puede encontrar de una forma u otra en la mayoría de las tiendas de comestibles en la zona de la leche o donde los yogures.

A menudo se utiliza para mejorar la digestión.

 

Cómo hacer kefir

 

Ingredientes

Granos de kéfir
Leche ( leche entera cruda, orgánica, pero cualquier tipo de leche funcionará bien )

 

Instrucciones

Ponga sus granos de kéfir en un frasco de vidrio limpio. La cantidad de leche y granos de kéfir que quieras usar dependerá de ti – el sabor y la textura cambian dependiendo de su proporción de granos y leche.

Normalmente uso de 2 a 3 cucharadas de granos para aproximadamente 2 a 2 1/2 tazas de leche.

Añade la leche.

Cúbrelo con un paño o algo transpirable para mantener las moscas de la fruta y otros objetos fuera del frasco. Asegure el paño con una goma elástica.
Deje el frasco a temperatura ambiente durante unas 24 horas.

Si hace mucho frío en tu cocina, tal vez quieras mantener el frasco en el lugar más cálido que puedas encontrar. A los granos de Kefir les gusta el calor.

Revise el kéfir después de 24 horas. Debe espesarse y comenzar a separarse en cuajada y suero. Si crees que no está hecho, déjalo por otras 12 a 24 horas hasta que se haga.

Mi kéfir siempre se hace después de las primeras 24 horas, pero el tuyo puede tardar más si tu cocina está particularmente fría.

granos de kefir
Cuando termine su kéfir, revuélvalo en el frasco para que vuelva a ser líquido, luego viértalo en un colador para colarlo. (Utilizo un pequeño colador de plástico dentro de un embudo sobre un frasco de vidrio).

Si su colador es pequeño como el mío tendrá que verter el kéfir en el colador por lotes.

Suavemente revuelva el kéfir para pasarlo a través del colador. Cuando termines, todo tu kéfir terminado estará en el frasco mientras que tus granos quedaran en el colador para volverse a usar la próxima vez.

Ponga los granos en un frasco nuevo y agregue más leche para comenzar un nuevo lote de kéfir (reutilizo mi frasco original varias veces en lugar de comenzar con un frasco nuevo cada vez, pero no estoy seguro si eso esta bien).

Guarde su kéfir terminado en el refrigerador. Si desea reducir aún más el contenido de lactosa que queda en su kéfir, puede guardar el kéfir terminado primero en el mostrador durante un día antes y despues transferirlo a la nevera.

 

 

kefir propiedades

 

Parte de la razón por la que el kéfir se ha vuelto más accesible y extendido en los últimos años es probablemente debido a sus beneficios para la salud.

 

El Kefir es denso en nutrientes, con mucha proteína, vitaminas B, potasio y calcio. El calcio ayuda a fortalecer los huesos, las proteínas fortalecen los músculos y el potasio es esencial para la salud del corazón.

 

Los probióticos son uno de los mayores beneficios para la salud que el kéfir puede aportarle.

Según la Clínica Mayo, los probióticos pueden ayudarle a:

 

  • Mejorar el nivel de bacterias sanas en el medio ambiente del tracto gastrointestinal.
  • Reducir o prevenir las infecciones gastrointestinales, o aumentar y acelerar su recuperación.
  • Tratar o prevenir la diarrea, especialmente después del tratamiento con antibióticos.
  • Tratar el síndrome del intestino irritable o aliviar los síntomas.
  • Prevenir y tratar las infecciones del tracto urinario
  • Prevenir y tratar las infecciones vaginales

 

NO TE PIERDAS  Cómo curar la cistitis (infecciones del tracto urinario y vaginales)

 

Los beneficios para la salud del Kefir se extienden incluso más allá de sus probióticos. Un estudio encontró que los ratones que consumieron kéfir durante siete días tuvieron efectos antiinflamatorios y curativos. Otro estudio encontró que el kéfir puede ser benéfico para bajar el colesterol y estimular el sistema inmunológico.

 

Debido a que el kéfir puede ser consumido con seguridad como un alimento, puede llegar a tener menos efectos secundarios que otros suplementos probióticos.

También es nutricionalmente más denso que otros suplementos probióticos. Actualmente hay investigaciones enfocadas en muchos otros beneficios de un bioma intestinal saludable con varias bacterias.

 

Dónde comprar granos de Kefir o conseguirlo gratis

 

Si nunca has hecho kéfir antes, primero tendras que conseguir algunos granos de kéfir de leche. Dependiendo del lugar donde vivas, es posible que pueda conseguirlos gratis de la gente local que ya la tiene.

Los granos sanos de kéfir tienden a multiplicarse muy rápidamente, por lo que las personas que regularmente producen kéfir de leche por lo general no les supondra un problema deshacerse del excedente de su kefir y compartirlo encantados contigo.

Pero cómo encuentras a esa gente? pues tienes que ponerte en contacto con grupos locales de productores de alimentos, granjeros, y  únete a grupos locales en Facebook que traten sobre kefir o producción de alimentos, ellos te pondran en contacto con los que tengan kefir.

 

Si vives en una localidad pequeña y no pudiste encontrar a alguien que te deje granos/hongos de kefir para cultivo propio pues la segunda opción es comprarlo en tiendas de alimentación ecológicas locales o en internet en sitios como amazon o ebay.

 

Una vez adquiridos tus granos de kefir, si los cuidas bien, estos te aguantarn mucho tiempo por lo que la compra suele ser una buena inversion bien amortizada.

 

kefir contraindicaciones

 

Aunque el kéfir tiene muchos beneficios para la salud, también tiene efectos secundarios. Estos incluyen estreñimiento, calambres abdominales etc. Estos efectos secundarios son más comunes al principio cuando estas comenzando a tomar kéfir.

El kéfir se considera seguro para niños de 1 a 5 años de edad, pero consúltelo y pregúntele primero a su pediatra. Los niños menores de un año no deben consumir productos lácteos de vaca, pero la leche materna si obviamente porque esta es muy rica en probióticos naturales casi tanto como el kefir.

 

Usted debe consultar a su médico antes de beber kéfir si tiene SIDA u otras condiciones que debiliten el sistema inmunológico. Las personas con enfermedades autoinmunes también deben consultar a su médico antes de usar kéfir.

 

Aunque las fermentaciones del kéfir (bacterias buenas) son beneficiosas para las personas con sistema inmunológico fuerte, pero si pueden aumentar las infecciones o exacerbar las afecciones en personas con sistema inmunológico desequilibrado.

El kéfir está hecho con caseínas, que algunas personas eliminan de su dieta. Si usted ha eliminado las caseínas de su dieta, puede ser mejor para usted omitir el kéfir e intentar otro probiótico diferente en su lugar.

 

Resumen
El Kefir en realidad es extremadamente seguro y tiene muy pocos efectos secundarios. Pero los pocos que tiene suelen ser estreñimiento (incluso hay casos adversos de diarrea) y calambres abdominales. Usted debe hablar primero con su médico antes de tomar kéfir si tiene una condición que debilite su sistema inmunológico.

 

kefir de cabra

 

Los efectos beneficiosos del kefir de leche de cabra son muy superiores a los de la leche de vaca, te presento algunos de esos beneficios:

 

Es menos alergénica. Hay una proteína en la mayoría de la leche de vaca llamada caseína Alfa1 a la que muchas personas son alérgicas. No todas las vacas producen esta caseína A1. La leche de vacas A2 no produce ninguno de estos efectos inflamatorios que la caseína A1.

La leche de cabra contiene principalmente sólo caseína A2 que la hace, en cuanto a proteínas, la leche más parecida a la leche materna humana.

 

Permanece cremosa. El kéfir de leche de cabra no se espesa como el kéfir normal de leche de vaca, sino que permanece cremoso y delicioso. Me encanta el kéfir cremoso! tiene más prebióticos que la leche de vaca.

 

Los oligosacáridos son prebióticos que se encuentran en los alimentos y en la leche materna. De niños no podemos consumir este prebiótico pero nuestros microbios sí.

Se cree que hay de cuatro a cinco veces más oligosacáridos en la leche de cabra en comparación con la leche de vaca. es más fácil de digerir. La leche de cabra contiene menos caseína que la leche de vaca y las moléculas de grasa son más pequeñas, lo que facilita su digestión.

 

Sólo el 2% de la leche de cabra es cuajada, en comparación con el 10% de la leche de vaca. es más baja en lactosa que la leche de vaca. Sin embargo, cuando usted convierte la leche de vaca o de cabra en kéfir, se convierte en 99% libre de lactosa. Los microbios comen los azúcares de la leche dejándote ese sabor agrio en la leche. Todos los azúcares se van y son comidos por los microbios.

 

Naturalmente homogeneizada. ( Homogeneizado significa simplemente “hacer uniforme en consistencia ). La mayoría de la leche de vaca comprada en tiendas es homogeneizada en la fábrica.

La leche de vaca se separa en crema en la parte superior y la leche en la parte inferior, pero cuando se homogeneiza las gotitas de grasa se emulsionan y la crema no se separa.

 

Es más rica en minerales que la leche de vaca. La leche de cabra tiene un 13% más de calcio, un 25% más de vitamina B6, un 47% más de vitamina A y un 134% más de potasio que la leche de vaca regular.

Es más fácil de digerir debido a la biodisponibilidad de estas vitaminas y minerales.

 

Cómo conservar los granos de kefir si no los vas a utilizar por un tiempo?

 

Los granos de kefir requieren tu atención cada día prácticamente (o 2dias), asi que si quieres tomarte un descanso o simplemente te toca marchar de casa unos días o lo que sea, debes saber que es fácil mantenerlos sin casi fermento hasta tu vuelta a reactivarlos.

Se dejan en la nevera el tiempo que necesites pero ojo cuidado que cuanto mas tiempo los tengas en la nevera sin activar, mas te costara rehabilitarlos de nuevo.

 

Cómo desactivar o deshabilitar el hongo kefir

Cuanto tiempo necesitas?

1-7 días:

Simplemente coloque los granos en un vaso y sólo cubrirlos con leche. Déjelo en el refrigerador.

7-14 días:

Coloque los granos en un vaso. Déjelos secos (sin líquido). Guárdelo en el refrigerador.

14 + días:

En este caso ya tendremos que recurrir a algo mas drástico, habrá que colocar los granos de kéfir en una bandeja de horno o en una hoja dentro de un  deshidratador.

Deshidratar entre 37 º – 40 º (98-105F) hasta que se sequen. Guarde los granos deshidratados en una bolsa segura para congelar en el congelador hasta que los vuelvas a necesitar.

 

Cuanto más tiempo pase el hongo kefir sin alimentarse de lactosa mas fácil resultara que se mueran de hambre o que simplemente hibernen, pero eso significa a su vez que más tiempo van tardar en revivir.

 

Cómo revivir o rehabilitar los granos de kefir

 

Para revivirlos, coloque los granos en un plato pequeño y simplemente cubralos con leche y 1 cucharadita de azúcar. Reemplace la leche cada 48-72 horas hasta que la leche comience a separarse en suero (un líquido mas clarito en la parte inferior).

Una vez que note que vuelven los signos de fermentación, entonces puede comenzar con un lote de 1 cucharada de granos de kefir por cada 2 tazas de leche.

Puede llevar varias semanas hasta que los granos recuperen toda su eficacia y ​​se reproduzcan un perfecto kefir de nuevo, pero hasta entonces ya puede ir consumiéndolo de nuevo.

Show Comments

No Responses Yet

Leave a Reply