Tipos de actividad física

La actividad física se dividen en 4 categorías básicas, resistencia,  fuerza, flexibilidad, y equilibrio. La mayoría de la gente suele centrarse en un ejercicio físico o tipo de actividad física y piensan que están haciendo lo suficiente.

Cada uno de ellos es diferente, sin embargo. Hacer todos ellos le dará más beneficios. La mezcla de ellos también ayuda a reducir el aburrimiento y reducir su riesgo de lesión.

Aunque vamos a describir cada uno de estos tipos de actividades físicas, algunas de ellas encajan en más de una categoría. Como ejemplo, veras que bastantes actividades de resistencia también construyen la fuerza o los ejercicios de fuerza a su vez también ayudan a mejorar el equilibrio.

 

Aeróbico / cardiovascular

ejercicio-aerobico

las actividades aeróbicas mejoran la salud de su corazón y los pulmones, aumentan la resistencia y ayudan a reducir la grasa corporal y mejorar la circulación. Para ayudar a su corazón, el ejercicio debe ser constante y durar lo suficiente para aumentar el flujo de sangre a los músculos.

 

Tales actividades pueden incluir caminar, trotar, andar en bicicleta, subir escaleras, caminar en una cinta, bailar, nadar o saltar la cuerda.

Este tipo de actividades ayudan a aumentar su ritmo cardíaco y aumentar su respiración durante un período prolongado de tiempo. El ejercicio aeróbico mejora la función cardiovascular y reduce la presión arterial.

 

Dado que el objetivo del ejercicio aeróbico es conseguir que su ritmo cardíaco sea correcto, puede consultar con su médico su nuevo programa de ejercicio aeróbico.

 

Fuerza / entrenamiento con pesas

El entrenamiento con pesas es la única manera de aumentar su metabolismo para que queme más calorías, y esta es la mejor estrategia para prevenir el aumento de peso a medida que envejece.

El entrenamiento de fuerza, como levantar pesas, ayuda a fortalecer los huesos, mejora el equilibrio y aumenta la fuerza muscular. Todo esto ayuda a prevenir la osteoporosis y reduce el riesgo de fracturas de cadera por caídas. El entrenamiento de fuerza también se ha demostrado que va a disminuir el dolor de la artritis.

 

El entrenamiento de fuerza se puede hacer tanto en el cuerpo superior como en el inferior mediante el uso de máquinas de pesas, como son el levantamiento de pesas; la utilización de bandas elásticas especiales (disponible en tiendas de deportes) o usando su propio peso corporal.

Para evitar lesiones, hable con un experto que puede ayudarle a aprender a trabajar correctamente con los pesos. En general, el entrenamiento de fuerza se puede hacer fácilmente en casa con un mínimo de tiempo.

Las actividades como el levantamiento de pesas, flexiones, queman más calorías. Usted puede incluso utilizar artículos para el hogar, como alimentos o leche, jarras, enlatados llenos de agua como “pesos”. Y una pequeña inversión de tiempo vale la pena.

Dos sesiones de 30 minutos a la semana de entrenamiento con pesas es suficiente para aumentar la masa muscular y la densidad ósea.

 

Estiramiento / flexibilidad

beneficios de vida saludable

Estiramiento ayuda para facilitar el movimiento, mejorar la flexibilidad y evitar la tensión muscular y lesiones. El estiramiento también ayuda a conseguir que su cuerpo se caliente y este listo para hacer ejercicio. Algunos de ellos son estirar el hombro con el brazo, Yoga.

 

Equilibrio

Las actividades de equilibrio ayudan a mantener la postura y el equilibrio para no caerse, como estar de pie sobre una pierna, caminar de talón a los pies, Tai Chi. Esto es particularmente importante para las personas mayores que están en riesgo de fracturas óseas.

Muchos atletas usan el entrenamiento del equilibrio para evitar lesiones y mejorar el rendimiento.

 

Te pongo otro ejercicio extra, ” ejercicios para el abdomen “creo que va en la categoría de fuerza pero como no estoy seguro te lo dejo aquí. Esta es una tabla completa con sus diferentes puntuaciones según ejercicio pinchando aquí

 

Ejercicio y Envejecimiento. Nuestros cuerpos pierden fuerza y ​​la flexibilidad con la edad y las condiciones de salud pueden hacer de las actividades rutinarias  algo difíciles.

Sin embargo, la investigación científica ha demostrado que el ejercicio puede retrasar el reloj del envejecimiento fisiológico.

El Colegio Americano de Medicina del Deporte (ACSM) y la American Heart Association (AHA) han marcado pautas de actividades físicas recientemente publicadas para adultos sanos de entre 50 y 65, así como los mayores de 65 años con enfermedades crónicas como la artritis.

 

Ambos conjuntos de directrices recomiendan ejercicios aeróbicos y cardio alternando con el entrenamiento de fuerza, mientras que se anima a los ejercicios de equilibrio para las personas en riesgo de caída.

Show Comments

No Responses Yet

Leave a Reply

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar