Higiene: desde Higiene Bucal pasando por Caries hasta la Legionella y mas

Tabla de Contenido

Que es higiene

La higiene es el proceso de cuidar la salud y prevenir enfermedades y por lo tanto de prolongar la vida, es la practica del cuidado personal y la limpieza y aseo de nuestro cuerpo. Esta practica nos ayuda a sentirnos mas seguros al relacionarnos con la sociedad.

Estos productos (detergentes, perfumes, jabones, líquidos desinfectantes..) nos ayudan a mantener la higiene con el aseo personal, los alimentos, mascotas, la ropa y calzado, el hogar.. y evitar las sustancias peligrosas y nocivas para nuestro organismo. la higiene mental por ejemplo es el bienestar personal, cognitivo y emocional.

Concepto de higiene:

El concepto de higiene proviene de la palabra francésa “hygiène”. Hablar de higiene hace referencia a la parte de la medicina que nos ayuda en la prevención de enfermedades y la conservación de la salud, sea personal o ambiental.

Tipos de higiene:

Principalmente tenemos 2 tipos de higiene, la privada y la publica.
La Higiene Privada tiene que ver con el cuidado personal de una persona, el baño, la higiene bucal o higiene dental, su apariencia personal, la limpieza de la ropa, higiene laboral.

La Higiene Pública es una responsabilidad para todos, toda la población debe cumplir con las normativas y condiciones dictadas por el gobierno o la autoridad competente, como la protección del inmobiliario urbano, aseo y preservación de las áreas comunes, higiene ambiental y la prohibición de tirar basura en lugares públicos, mantener parques y áreas verdes en un estado optimo para el disfrute y la recreación de la familia y más, también proveen con las redes de cloacas y de agua apta para el consumo humano.

la falta de hábitos higiénicos apropiados en las personas resulta en un problema grave, por lo desagradable de una mala apariencia y de los malos olores, y también por el peligro de transmisión de virus y gérmenes a otras personas. La mala higiene incide de manera directa en la salud de los demás, con la aparición de enfermedades. Por ejemplo: las infecciones de la piel, la diarrea, la conjuntivitis, el cólera, la gripe común, entre otros.
Quienes atraviesan por una etapa de depresión comúnmente descuidan su aseo, lo que repercute de manera negativa en su imagen y esto a su vez en su auto confianza, estos suelen necesitar de nuestra ayuda para salir adelante y esto puede ser uno de los síntomas mas destacables de que un compañero no esta en su mejor momento.


Habitos de higiene

Los buenos hábitos de higiene son fundamentales para mantener la buena salud. Puede parecer una tontería, pero es cierto que la higiene previene de muchas enfermedades causadas por virus y bacterias.

Medidas de higiene:

1. Aseo.

Es la limpieza corporal, fijando especial atención al órgano cutáneo, osea la piel, junto a las uñas y la cabellera. La piel es el mayor órgano del cuerpo y además es el contacto con el medio, el cual protege al resto del cuerpo de posibles agresiones provenientes del ambiente. Para que se encuentre en buen estado, los especialistas recomiendan la remoción de piel seca, polvo y asimismo las secreciones de las distintas glándulas del cuerpo. Es importante recalcar que el abuso de productos nocivos para la piel, como podrían ser el cloro o el detergente, es aun más peligroso que la ausencia de higiene.

La ducha es la mejor manera de aseo.
Con esta práctica diaria se controlan los olores naturales del cuerpo que son producidos casi siempre por la transpiración o el sudor. Del mismo modo evitamos la presencia de gérmenes y bacterias que pueden afectar la salud de nuestra piel.

2. La higiene del cabello y las uñas evita albergar gérmenes.

La limpieza y corte de las uñas de manos y pies evita la adquisición de gérmenes y bacterias así como infecciones.

El cabello debe lavarse por lo menos 2 veces a la semana, cuidado usa el champú acorde a tu tipo de cabello. La caspa no es necesariamente sinónimo de mal aseo, sino que puede darse por sequedad en el cuero cabelludo.

3. Un buen cuidado de los ojos los previene de infecciones y enfermedades.

Los ojos son órganos muy delicados. Por lo tanto no deben tocarse con las manos sucias ni con pañuelos u otros objetos. Su mecanismo propio de limpieza son las lágrimas.

Al estudiar, leer o ver la televisión es importante mantener buena iluminación de los espacios evitando así un mayor esfuerzo de la vista.

4. La higiene de la nariz es fundamental para una buena respiración.

La nariz deja entrar el aire para que llegue a los pulmones con la temperatura y humedad adecuadas y libres de partículas extrañas. La producción de mocos es un proceso natural que sirve como lubricante y filtro para el aire. Sin embargo, es necesario retirarlos varias veces al día, pues además de la incomodidad que representan, contienen partículas y microorganismos filtrados que pueden propiciar enfermedades.

5. La limpieza de las manos es la mejor manera para evitar muchas enfermedades.

Debemos mantenerlas limpias porque con ellas nos tocamos la cara, los ojos, la boca, cogemos algunos alimentos, objetos, animales, etc y tocamos a otras personas.

El lavado de manos con agua y jabón es el método más conocido y sencillo para evitar el transporte de gérmenes y bacterias causantes de enfermedades como la conjuntivitis o infecciones gastrointestinales (infecciones en el estómago).

Es conveniente lavarse las manos:

Antes de comer o beber.

Antes y después de manipular alimentos.

Antes y después de atender a alguien que está enfermo o de curar heridas.

Después de tocar alimentos crudos y antes de tocar alimentos cocidos.

Después de ir al baño, sonarse la nariz, toser o estornudar.

Después de haber estado en contacto con animales.

Después de manipular basura o desperdicios.

Después de cambiarle los pañales al bebé.

Es bueno tener alcohol en gel cuando no dispongamos de agua y jabón.

6. La higiene bucal evita muchas enfermedades.

El mal aliento así como los malos olores, son una de las principales causas de rechazo a las personas. La mejor forma de prevenirlo es haciendo un adecuado y periódico lavado de los dientes.

De esta forma prevenimos algunas de las enfermedades bucales. El cepillado de los dientes tras cada comida y la limpieza entre los dientes con seda dental son la medida de prevención más importante. El uso de enjuagues también fortalece la salud de la boca.

7. La higiene de los oídos facilita su buen funcionamiento.

Hay que evitar que el agua entre en los oídos, y su limpieza debe hacerse de manera periódica, teniendo en cuenta que no se debe introducir objetos punzantes en los oídos como: ganchos, pinzas, palillos u otros objetos.

8. Una buena higiene del sueño te asegura un buen descanso.

Aunque muchos no consideran el sueño un hábito de higiene, dormir lo suficiente refuerza el sistema inmunológico. En general, se considera normal entre 7 y 8 horas de sueño al día, si bien un 5% de la población tiene un sueño corto de menos de 6 horas y otra parte necesita un sueño largo de más de 8 horas, dependiendo de cada tipo de persona. Dormir bien y sentirse descansado al despertar tiene que ver con la calidad de las horas dormidas más que con la cantidad de horas de sueño.

9. Higiene de la ropa es parte de un aseo personal.

La ropa se ensucia por el uso, por el contacto con el entorno y por las secreciones corporales. Mantener la ropa limpia es un hábito que debe fomentarse desde niño. La ropa conserva el calor del cuerpo por lo que debe usarse de forma adecuada a la temperatura exterior.

La ropa debe cambiarse regularmente, principalmente la ropa interior y la de cama. La primera debe cambiarse todos los días y la ropa de cama al menos una vez cada semana. Las toallas no deben compartirse con otras personas y deben secarse siempre muy bien.

Una buena higiene

Tener una buena higiene personal depende de uno mismo. Una buena higiene no solo mejora nuestra salud física sino que también nos hace sentir mejor psicológicamente (La autoestima juega un papel fundamental frente a este aspecto). Pues las personas con pelo sucio, mal olor corporal, ropa en mal estado, dientes faltantes y otros signos de mala higiene, a menudo son discriminados.

Mala higiene

A menudo la mala higiene no se debe a una falta de educación en los hábitos higiénicos, sino a problemas distintos, como falta de recursos, problemas personales o estados de ánimo depresivos (cuando una persona está deprimida, se olvida de sí misma, lo que puede llevar a una mala higiene personal).

Ayudar a las personas que no tienen buenos habitos de higiene, bien advirtiéndoles de ello o colaborando en el fomento de los mismos, puede ser importante para una buena salud en la comunidad. La higiene personal es un concepto que va más allá de la limpieza o el aseo. La higiene personal y del entorno es básica para mejorar la salud.

Los gérmenes pueden propagarse en nuestro hogar, sobre todo en lugares donde hay temperaturas muy altas y considerables índices de humedad.
Prácticamente cualquier objeto puede estar expuesto al desarrollo de bacterias nocivas para la salud, por ello es necesario cuidar la limpieza de toda la casa, poniendo atención especial en dos lugares que detallamos:

La cocina:

Al ser el espacio donde preparamos nuestros alimentos, debemos garantizar las condiciones de saneamiento necesarias para evitar contagiarnos de alguna enfermedad. Hay ciertos elementos potencialmente peligrosos en esta zona, como el fregadero, donde se llega a acumular mucha humedad, los utensilios de limpieza como trapos y esponjas, la superficie donde se prepara la comida y los sitios donde almacenamos los alimentos, tales como el refrigerador y la alacena.

El baño:

Es el espacio donde practicamos el aseo, cuidamos nuestra higiene personal y atenemos nuestras necesidades fisiológicas básicas. Aquí el calor y la humedad favorecen el desarrollo de bacterias, por lo tanto, desinfectar constantemente y mantener una buena ventilación que permita que la humedad se evapore y el aire se renueve es imprescindible.

Hábitos de higiene para niños

Version + Completa Higiene y hábitos en los niños


Higiene bucal

¿Qué es una buena higiene bucal?

Una buena higiene bucal es cuando mantienes tus dientes limpios sin restos de alimentos, conservas unas encías fuertes y saludables, sin mal olor o halitosis.

Consejos para una buena higiene bucal

1. Cepíllate completamente
Con movimientos elípticos, prestando atención a las encías y los dientes posteriores. Puede combinar esta técnica con la inclinación de las cerdas del cepillo en un ángulo de 45º contactando tanto con la superficie dentaria con el borde de las encías, asimismo continúe con movimientos de encias para el final del diente. A nivel de la superficie de mordida use un movimiento de frotado suave hacia atrás y adelante. No olvide cepillar la lengua de atrás hacia adelante para mover las bacterias productoras de mal olor.

2. Si es posible, usa cepillo eléctrico.
Realice su cepillado con los movimientos que le ofrece el cepillo.

3. Cepíllate mínimo dos veces al día.
Acostúmbrate a cepillarte los dientes después de cada comida. Mínimo por la mañana y por la noche.

4. Cambia el cepillo cada 3 meses.
Renueve el cepillo cada trimestre para evitar la acumulación bacteriana y el desgaste de las cerdas poco eficaces.

5. Usa el hilo dental.
La limpieza con hilo dental previene la formación de caries interdentales y elimina la acumulación de placa bacteriana.

6. El enjuague bucal o colutorio.
Enjuagarse con agua y productos bucales especializados para reducir el volumen de la placa y evitar patogenos, infecciones y mal olor.

7. Acude al dentista mínimo 1 vez al año.
La opinión de un profesional le ayudara a evaluar el estado de salud de tu boca. Realízate como mínimo una limpieza al año.

Enfermedades bucales

A- Caries: Puede ser una o varias grietas que se presentan en los dientes, causada por los ácidos de los alimentos en descomposición. Afecta a más de 90% de la población mundial.

Regularmente se registra en la parte exterior, pero si no se atiende a tiempo, puede afectar el nervio, ocasionar dolor agudo y perder la pieza dental. La deficiente higiene bucal y la ingesta de comida azucarada favorecen su aparición.

B- Gingivitis: Se genera por un mal cepillado de dientes, no usar hilo dental y el tabaquismo. Consiste en la inflamación de las encías, provocado por la presencia de bacterias o la acumulación de placa bacteriana y el sarro. Si no es atendida a tiempo, puede afectar el hueso y convertirse en una periodontitis.

Sintomas: sangrado, inflamación, enrojecimiento, sensibilidad al frío y mal aliento.

C- Periodontitis: Es una gingivitis que ha empeorado, una infección progresiva de las encías y pérdida del hueso alrededor del diente, teniendo como consecuencia la pérdida irremediable de los dientes.

En muchos casos es culpa de la acumulación prolongada de placa bacteriana y sarro en los dientes. Sus síntomas son: enrojecimiento intenso de la encía, inflamación sin dolor y sangrado leve al comer o durante el cepillado.

D- Cáncer bucal: Cuando no existe una limpieza adecuada, la boca puede albergar muchos gérmenes y bacterias, que ocasionan este tipo de enfermedad. Se manifiesta a partir de cualquier llaga, inflamación o ulceración que dure mucho tiempo.

Algunos factores de riesgo que detonan el padecimiento son: tabaquismo, alcoholismo, dieta deficiente en vitaminas A, E, C o hierro, una infección viral o la exposición excesiva al sol.

E- Halitosis: En algún momento, todas las personas se han encontrado en su vida un amigo, compañero o pareja que padece de esta temible pero curable enfermedad oral. La halitosis, se presenta con un desagradable olor bucal, a causa de las bacterias que se forman por restos de comida en descomposición.

Caries

La caries es una enfermedad bucal en la cual hay una interacción entre los dientes, la saliva y la microbiota oral que permite que se acumulen bacterias específicas sobre la superficie del esmalte dental causando su destrucción cuando usted come o bebe alimentos que contienen carbohidratos (azúcares y almidones) como caramelos, refrescos, miel, bollos y pasteles, etc.

Las bacterias de la placa producen ácidos que bajan el PH de la boca desmineralizando la superficie y debilitando el diente; Dicho de otra manera, todo aquello que pueda provocar un pH ácido es potencialmente peligroso. Por ejemplo, las chuches, los caramelos, las bebidas refrescantes, las bebidas de cola, los zumos con azúcares añadidos, etc…; pero incluso, el pan, la bollería y la pasta que, en definitiva, son harinas y en su metabolización se producen azúcares que, al descomponerse, producirán ácido.

NOTA:
Algunos científicos no recomiendan cepillarse los dientes inmediatamente después de cada comida, sino que aconsejan esperar una media hora aprox. que es el tiempo que tarda la boca en volver a su PH normal.

Una vez que se ha producido el daño en el esmalte produciendo fracturas, grietas o cavidades, el proceso avanza hacia partes más internas del diente, a través de la dentina hacia la pulpa. Si el proceso no se detiene, el diente puede quedar totalmente destruido. El avance de las caries puede ser interrumpido eliminando mecánicamente el tejido dentario infectado y sustituyéndolo por un material sintético adecuado que restaure la forma y las funciones normales del diente.

Si las caries no se tratan, el proceso penetrará finalmente a través de los conductos radiculares más allá del diente, hacia el tejido blando, donde iniciará una reacción inflamatoria dolorosa y matara los delicados nervios de su interior, lo cual puede provocar un absceso (una infección en el extremo de la raíz). Una vez formado un absceso, el único tratamiento posible es la endodoncia (también llamada tratamiento del conducto radicular), una cirugía o la extracción del diente.
La caries es una de las enfermedades bucodentales más comunes en todo el mundo. Puede aparecer en niños y adultos jóvenes, aunque realmente puede afectar a cualquier persona, perjudicando de forma importante su calidad de vida.

¿Cómo sé si tengo una caries?

Sólo su dentista puede determinar con seguridad si tiene una caries.

Los dientes son la única parte del cuerpo humano que no se regeneran por sí mismos; por eso la detección precoz de las caries es fundamental para evitar males mayores.

¿Cómo puedo ayudar a prevenir las caries?

Para nuestra salud bucal es importante eliminar la placa bacteriana de encías y dientes a diario y así evitar la acumulación de bacterias (la placa dentobacteriana), la formación de caries y la formación de sarro para así evitar enfermedades como caries, periodontitis, halitosis y gingivitis..

¿ Sabía que sus hábitos de higiene bucal inciden en su salud integral ? Hay una conexión entre una mala salud bucal y otras patologías, como las enfermedades cardiovasculares pero también impactan en otras partes del organismo del ser humano, por eso es importante tener una correcta higiene que garantice la eliminación de bacterias. Cuidarse bien la boca es una buena inversión en salud para el futuro.

Test o Prueba del aliento

La prueba del aliento se realiza ambulatoriamente, no es preciso el ingreso, mientras se está realizando la prueba, el paciente estará sentado.

Es un test médico cómodo, seguro, fácil y económico, con una fiabilidad mayor del 90% que se realiza para detectar la bacteria Helicobacter pylori en las paredes del estómago. Consiste en tomar una capsula que contiene una cantidad de urea y, tras un tiempo concreto, medir la urea que se exhala en el aliento. La cantidad de urea exhalada depende directamente de la presencia de H. pylori en el estómago.

Tras la prueba el paciente puede regresar a su domicilio.

Existen otras pruebas para diagnosticar la infección por H. pylori. Algunas de ellas son la realización de serologías en un análisis de sangre, el examen de heces o la biopsia a través de una endoscopia. Sin embargo, la prueba del aliento es la más eficaz y la más sencilla de realizar, tanto para el médico como para el paciente.

¿Que es el Helicobacter Pylori?

Helicobacter Pylori es una bacteria que puede infectar el estómago y la primera porción del intestino delgado, conocida como duodeno.

H. Pylori causa mas de la mitad de las ulceras del estómago y del duodeno y algunos tipos de gastritis en todo el mundo.

La infección por H. Pylori se adquiere habitualmente en la infancia se considera que es durante los cinco primeros años de vida en la mayoría de los casos y persiste aparentemente durante toda la vida.

Via de infección

La forma de transmisión de la bacteria continúa siendo desconocida, sin embargo se piensa que la forma más probable de contagio persona-persona podría ser oral-oral o fecal-oral, debido a que las personas infectadas tienen más probabilidad de tener familiares infectados que cohabitan en la misma vivienda.

El H. Pylori es viable en el agua por lo que también puede transmitirse al beber agua no potable o que proviene de un lugar contaminado y al ingerir alimentos que no se cocieron adecuadamente.

Síntomas de la infección del Helicobacter Pylori

Se estima que 70% de las infecciones los sujetos infectados nunca llegan a desarrollar ningún tipo de síntoma.

En los casos sintomáticos la bacteria daña la capa mucosa que protege el estomago y el duodeno, permitiendo que los potentes ácidos estomacales atraviesen esta capa y formen úlceras, la mayoría superficiales; aunque en algunos casos pueden sangrar o hacerse muy profundas. Los síntomas comunes suelen ser los siguientes:

• Malestar abdominal inespecífico (eructos,distensión abdominal, …)

• Dolor abdominal a menudo inespecífico o difuso.

• Sensación de saciedad después de una pequeña cantidad de comida, disminución de apetito.

• Mal aliento y mal sabor de las comidas (excluyendo problemas dentales).

• Nauseas y vómitos.

• Heces negras y/o anemia (debido a ulceras sangrantes).

• Fatiga.

Si sospecha que pueda tener H. pylori consúltelo primero con su medico para poder confirmarlo.


Higiene ambiental

La higiene ambiental es la ciencia dedicada a la prevención de la contaminación ambiental, plagas y algunas enfermedades, controlando las condiciones ambientales básicas necesarias como el agua, el aire, el suelo, el ruido, la flora y la fauna, los recursos naturales, entre otros parámetros para mantener y mejorar la salud pública y la calidad de vida de una sociedad.

La principal causa de contaminación ambiental esta producida por el ser humano. Con la llegada del desarrollo industrial, son muchos los productos tóxicos que llegan a nuestra atmósfera a diario. Si bien no es lo único que puede ensuciar el ambiente, es un factor a tener muy en cuenta, por ello, los controles en la emisión de gases y humos son tan fuerte en algunos países.

Evitar estos problemas pasa por adquirir una buena educación ambiental. Debemos inculcar a los más pequeños el peligro de este tipo de problemas y lo sencillo que puede resultar poner nuestro granito de arena para terminar con los problemas de suciedad en el aire, en el agua o en la tierra.

Saneamiento ambiental

El saneamiento ambiental consiste en hacer un mantenimiento constante de los elementos del medio ambiente ( tanto naturales como aportados por el ser humano ) en condiciones aptas para el desarrollo del ser humano tanto en lo individual como en lo colectivo.

Funciones principales del saneamiento ambiental:

-Deben mantenerse suficientes áreas verdes y cuidar de la vegetación en beneficio del desarrollo normal de nuestras actividades. Estas áreas contribuyen a la purificación del ambiente. El aseo, tanto en el domicilio como en las ciudades y poblados en general es básico para la conservación de la salud.

-Dotación de agua potable. El agua puede ser un elemento conductor de microorganismos transmisores de enfermedades. Entre las enfermedades que se contraen por la ingestión de aguas contaminadas se pueden citar las siguientes: tifoidea, paratifoidea, disentería amebiana y hepatitis.

-Las aguas negras o de desecho deben desplazarse por conductos separados y no estar expuestas al peligro de mezclarse o confundirse con las aguas blancas, no contaminadas, o con aguas aptas para beber o potables.

Eliminación de excretas. La evacuación de excretas es una parte muy importante del saneamiento ambiental, y así lo señala el Comité de Expertos en Saneamiento del Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las otras medidas enumeradas por el Comité son la instalación de un sistema adecuado de abastecimiento de agua potable y la lucha contra los insectos y vectores patógenos.

Legionella

La legionelosis es una enfermedad o infección pulmonar que está causada por la bacteria de la legionela, un microorganismo de origen ambiental y está presente en todos los hábitats acuáticos: aguas superficiales de lagos, ríos, estanques, e incluso aguas termales, etc. y puede producir neumonías atípicas, con una sintomatología respiratoria variable (que al principio puede incluso confundirse con la gripe), así como alteraciones de diversos órganos, hígado, riñón, tracto intestinal y cerebro, que pueden ser más o menos severas en función del estado previo del afectado.

La legionella necesita unas condiciones determinadas para desarrollarse y multiplicarse hasta alcanzar concentraciones que puedan causar enfermedad (dosis infectiva), como son:

Medio hídrico con temperatura entre 20 y 45ºC, por debajo de 20ºC la bacteria se encuentra en estado latente, a partir de 45ºC deja de multiplicarse y por encima de 70ºC muere. La tempera óptima de crecimiento es de 35-37ºC.
El estancamiento del agua y la acumulación de nutrientes (biofilm, óxidos de hierro, precipitados, lodos,..) que constituyen el nicho ecológico adecuado para la legionella (biocapa).

– ¿Cómo puede llegar a las personas?

Si consigue pasar de su hábitat natural (aguas estancadas, ambientes cálidos y húmedos) y llegar a los sistemas de abastecimiento de las ciudades, y a través de la red de distribución de agua, infecta y se incorpora a los sistemas de agua sanitaria, ya sea fría o caliente, y a otros que puedan generar aerosoles, tales como duchas, condensadores evaporativos y las torres de refrigeración y las piscinas o bañeras de hidromasaje (spas y jacuzzis).

– ¿Es grave?

Puede ser una enfermedad respiratoria leve (Como un síndrome febril agudo de pronóstico leve (fiebre de Pontiac)) o ser lo suficientemente grave para provocar la muerte (Como una infección pulmonar caracterizada por una neumonía con fiebre alta (enfermedad del legionario)). Entre el 10 y el 40% de los adultos sanos tienen anticuerpos que indican una exposición previa al organismo.

– ¿Cómo se contagia?

Parece ser que la enfermedad se contagia de una fuente de tierra o agua, o a través del aire y se ha de inhalar agua pulverizada en forma de aerosol, como gotas minúsculas. Hasta la fecha, todos los estudios indican que no se contagia de persona a persona, ni se contrae al beber agua ni a través de los alimentos.

– ¿Quiénes pueden contraerla?

La pueden contraer todas las personas de todas las edades. pero a unos mas que a otros, afecta principalmente a las personas de edad avanzada o aquellas con su sistema inmunológico debilitado como consecuencia de una enfermedad o un tratamiento médico. Rara vez se produce en personas sanas.

– ¿Que síntomas tiene?

Pueden ser similares a los de la gripe: dolores musculares, dolor de cabeza y tos seca, seguidos de fiebre alta, escalofríos y ocasionalmente diarrea. Las radiografías de tórax suelen mostrar neumonía. Su período de incubación varía entre 2 y 10 días.

– ¿Cuál es su tratamiento?

Los antibióticos. El tratamiento empieza tan pronto como se sospecha la enfermedad, lo antes posible sin esperar la confirmación por medio de una prueba de laboratorio.

– ¿Por qué es difícil de diagnosticar?

La legionelosis suele causar síntomas similares a los provocados por otros organismos, incluyendo el virus de la gripe y otros tipos de neumonía bacteriana. El diagnóstico depende de pruebas de laboratorio muy especializadas que consisten en un cultivo del esputo del paciente o en la detección del organismo en la orina. Las pruebas de laboratorio de rutina no identifican la bacteria legionella.


Tu opinión me interesa

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar