Puedes cambiar un mal habito en 66 días

 

Cómo crear un nuevo habito

 

nuevos habitos

 

En esta etapa moderna en la que vivimos, ya podemos cambiar prácticamente cualquier cosa y cualquier aspecto de nuestra vida. Si hasta los matrimonios ya no son para toda la vida, a diferencia de la época de nuestros ancestros. Eso enriquece mucho nuestra vida, nos llena de oportunidades y variedad.

El aprendizaje del cerebro también se ha adaptado, formamos nuevas conexiones neuronales que nos permiten aprender constantemente, vamos adaptándonos a las situaciones de la vida.

La adaptación cerebral es tal, que prácticamente nos hemos convertido en esponjas que absorben constantemente conocimiento a lo que pasa a nuestro alrededor, muchas veces es hasta inconsciente.

 

Para alejarse de un mal vicio, solo es cuestión de buscar otro que lo sustituya, y poner empeño en el nuevo habito, de esta manera solo será cuestión de tiempo que el nuevo habito se realice con facilidad de manera automática.

Cuando quieres cambiar tus malos hábitos, con buena actitud, ímpetu, motivación y sobre todo saliendote de tu zona de confort, obligas constantemente al cerebro a reorganizarse. Este proceso está siempre presente en las personas, a lo largo de su vida.

 

Crear un nuevo habito requiere tiempo y paciencia

 

nuevas ideas

 

En la sociedad en la que vivimos todo el mundo quiere las cosas rápidas e instantáneas, lo que nos lleva a situaciones complicadas, cuando se habla de cambiar malas costumbres o hábitos profundamente arraigados.

Porque queremos cambiarlas a la velocidad del rayo, y las nuevas conexiones sinápticas necesitan su tiempo para ser sólidas y profundas para convertirse en una nueva costumbre, en un nuevo habito.

 

¿No te ha pasado que, al iniciar una dieta, las primeras semanas son más difíciles de llevar que cuando ya llevas una buena temporada? Pues eso se debe a este proceso de aprendizaje para adquirir un nuevo habito.

 

Cuando comienzas un nuevo habito, tu cerebro te recuerda constantemente tu antiguo habito (comer porquería, ser sedentario…) porque está más arraigado, sólido y acostumbrado a eso.

Hasta que poco a poco se va olvidando y soltando esas antiguas conexiones ya innecesarias para empezar otras nuevas como nuevo habito, si persistes en ese nuevo habito, claro esta.

 

El Ejercicio físico afecta a tu cerebro y las neuronas

 

Uno de los ejercicios que retrasa el envejecimiento cerebral es la actividad física regular.

 

El estudio del doctor Kwok Fai-so, de la Universidad de Hong Kong, relaciona el running con la neurogénesis.

La neurogénesis es el proceso por el que se generan nuevas neuronas.

 

El ejercicio ayuda en la división de células madres, que son las que dan lugar a la aparición de nuevas células nerviosas.

Aparte de practicar ejercicio físico por los beneficios cerebrales y emocionales como la reducción de estrés, o verse más atractivo y fuerte, también debe hacerlo porque mantiene por más tiempo tu cerebro joven y ágil.

Otras actividades como pueden ser la meditación, el tipo de alimentación o la actividad sexual también ayudan en la creación de nuevas células nerviosas.

 

Un cerebro cuidado aprende a cualquier edad

 

Visto que la reorganización del cerebro se estimula a lo largo de toda la vida, eso significa que podremos aprender algo a lo largo de todas las etapas de nuestra vida, ni la jubilación ni la edad avanzada marcan un límite, siempre estamos a tiempo para aprender algo nuevo.

Si te quedaste con ganas de aprender una carrera universitaria por decir algo, que sepas que puedes hacerlo más o menos a cualquier edad.

No permitas que la edad sea un límite, ya se sabe que el cerebro está preparado para todo, es un músculo neuronal con una plasticidad impresionante que se renueva constantemente.

 

Cuantos días necesitas para cambiar un habito?

 

Hasta hace poco se creía que cambiar un hábito te llevaba alrededor de 21 días, pero se ha descubierto recientemente en un estudio del University College de Londres qué para solidificar un hábito nuevo y que sea automático se requieren alrededor de 66 días.

Siendo sinceros en realidad no importa si son 21 o 66 días, lo que requiere un habito nuevo, lo que sí importa es que somos capaces de aprender, entrenar y modificar nuestro cerebro a nuestro antojo y a cualquier edad.

El número de días en realidad es un dato relativo, depende de muchos factores, como la insistencia, la perseverancia, habilidades, las variables psicológicas, la personalidad y el interés.

Un cambio completo de habito viene a rondar en torno a los 2 meses y algo.

2 meses a lo largo de nuestra vida es un tiempo insignificante, en el que podemos hacer un cambio importante .

 

10 consejos para modificar un hábito:

 

Elija una tarea a cada momento

Seguro que si se pone a revisar tiene un montón de cosas que aprender, o hacer al mismo tiempo, pero es un error embarcarse en muchas tareas a la vez, olvídate de tu super-cerebro multitarea, no quieras hacerlo todo a la vez. cuando consigas automatizar una tarea pase a la siguiente.

 

Ponte a pensar en tus metas

Pensando en tu objetivo contesta las siguientes preguntas, ¿que quiero? por qué? para qué ? y con qué? Esto es para mejorar el compromiso con tu objetivo, el “con que?” se refiere a tus fortalezas, valores y actitudes para lograrlo.

Cuando te enfrentas a algo nuevo y sales de tu zona de confort, tienes que conseguir la seguridad y la confianza de que estás preparado, y saber con total firmeza de qué vas a poder lograrlo aunque te cueste mucho.

 

Buscar un hueco en tu agenda

Tiene que formar parte de tu vida, así que tiene que tener su propio espacio y su tiempo. Si no lo haces, es casi con seguridad que lo acabarás postergando y finalmente quedé en el olvido.

 

Refuerzalo y resaltalo

Todo lo que es nuevo en nuestra vida es fácil de olvidar, por esa razón hay que remarcarlo bien para recordarlo en una agenda con fosforito, si utiliza una alarma de móvil póngala diariamente, no confíe en un “debería acordarme”.

 

A la vista todo lo que vas a usar

Por ejemplo si vas a hacer una dieta, tira la comida que ya no vas a necesitar, y llena tu nevera solo de opciones para dicha dieta, así evitas tentaciones, lo mismo para cualquier otro hábito cómo puede ser iniciarse en la fotografía, un deporte o simplemente cambiar una mala costumbre.

 

Empieza ahora no el lunes

Retrasar las cosas para encontrar el día perfecto el momento perfecto es un gran error, nunca dejes para mañana lo que puedes empezar ahora mismo, te parecerá que no te viene bien ahora por un millar de escusas, SI ESCUSAS, pero este es el momento perfecto para empezar, te lo aseguro.

 

Ponle emoción a tu nuevo hábito

Cuando te emocionas por algo esos recuerdos suelen ser más vividos, te produce bienestar y te apasionas. Vive el momento y el beneficio que te va a aportar ese nuevo hábito.

 

Olvídate de la voz interna que te intenta llevar por lo más cómodo

Nuestro cerebro está muy entrenado para estar siempre la zona de confort, intenta alejarte de esa línea, siempre escucharás en tu mente que sí que sentido tiene, que si la vida está para disfrutarla, no dejes que esa voz interior te domine aunque sea muy pesada.

 

Tienes que ser disciplinado

Tómate el aprendizaje muy en serio. Tiene que ser una prioridad para ti, algo a lo que dedicarle tu tiempo y agendale un valioso espacio en tu vida.

 

Vuelve tu nuevo hábito en un estilo de vida

Esto es para que veas las cosas de otra manera, y no te estreses por no cumplirlo un día. Tienes que disfrutarlo y no agobiarte.

Tienes todo el tiempo para practicarlo, si un día no puedes cumplir no pasa nada, simplemente mantén la disciplina si un día no puedes tienes el día siguiente o el siguiente para continuar.

No se trata de sentirse culpable por un día fallido, esto no se trata de todo o nada sino de poco a poco ir disfrutando el camino y aumentando el nivel.

 

Algunos hábitos que puedes cambiar

 

Si tienes hipertensión arterial, que sepas que se puede mejorar haciendo unos importantes cambios en los hábitos de alimentación, y evitar el exceso de consumo de sodio (consumo de sal común) .

Tienes que evitar el exceso de sal oculto en la mayoría de los alimentos procesados. Sustitúyelos por especias naturales, y consume algunas plantas como puede ser el APIO que contiene sodio natural beneficiosos para casos como son la hipertensión.

Ayúdate de un nuevo habito con la dieta y evita el sedentarismo sustituyéndolo por otro habito sano como es la practica de ejercicio físico.

 

En los niños es importante inculcarles el habito ir temprano a dormir.

Irse siempre tarde a la cama es un mal habito que provoca falta de atención y trastornos en los peques.

Muchas veces la culpa de esto lo tienen los adultos. Cuando el niño ve que todo el mundo sigue activo, él/ella no va a querer irse aun a dormir tampoco.

Debemos dar ejemplo para que ellos vean que es importante, o al menos parecer que vamos todos a dormir (no es cuestión de mentir a nuestros hijos sino de hacer lo posible para ayudarles a que aprendan un habito importante para el resto de su vida).

Una de las razones importantísimas de porqué insistimos para que se vayan tempranito a la cama, es que de esta manera aprovechan mejor la hormona de crecimiento.

Pero para que se duerman fácil, rápido y bien, es necesario que usen divirtiéndose la energía infinita que tienen los peques, cómo? pues fomentando que hagan ejercicio físico jugando haciendo algo que les guste.

Procura que salgan de casa y se diviertan al aire libre. Y de esta manera también fomentamos muchos mas buenos hábitos a los chiquitines de la casa.

 

Show Comments

No Responses Yet

Leave a Reply